DIY 2nd Life Sweater: cómo reciclar un jersey fácilmente con Katia Paris

Además de poder tejer una suave y brillante bufanda con sólo un ovillo de Katia Paris, este hilo fantasía es tu mejor aliado para reciclar un jersey fácilmente y convertirlo en una prenda nueva. Sigue nuestro vídeo DIY 2nd Life Sweater y toma nota de todas las posibilidades de customización de un viejo jersey. Incluso si tu jersey está manchado o simplemente te aburriste de él, con este tutorial conseguirás revivirlo y transformarlo en una prenda de rabiosa actualidad. ¡Si tienes un jersey roto, tienes un tesoro!

Cómo reciclar un jersey

¡Hacer un 2nd Life Sweater es muy fácil y divertido! En nuestro vídeo nos inspiramos en el aspecto de los tapices para dar una segunda oportunidad a un sencillo jersey. Juega con las texturas de Katia Paris para customizar tu prenda con toques brillantes, peludos y efecto mohair. Haz diferentes puntadas directamente en la prenda, añade pompones, borlas, flecos… alrededor del cuello, en las mangas, sobre los hombros… Encuentra tu fórmula para reciclar un jersey y poder seguir disfrutando de él. Además, apostamos lo que quieras a que si lo haces, triunfarás de lo lindo llevándolo en fiestas. ¡Atrévete con el upcycling!

Katia Paris

¿Qué necesitas para reciclar un jersey fácilmente?

  • Lanas de nuestra colección París. Una maravilla en forma de madeja que alterna elegantes colores y 3 texturas que te darán mucho juego: brillo metalizado, efecto mohair y faux fur (tacto peluche).
  • Tijeras, aguja y un tricotín o “tejedora maravillosa”.
  • Un jersey ancho, a ser posible calado.
  • Y seguir los pasos indicados en el siguiente vídeo para reciclar un jersey:

¡Magia! De repente, ese jersey roto del que te ibas a deshacer, ha cobrado vida convirtiéndose en una prenda de pura tendencia. Mucho mejor, ¿verdad?  El truco está en utilizar lanas de fantasía como Katia Paris y también creer en tus poderosas manos . 😉 ¿Te gustó la idea del 2nd Life Sweater? ¿A qué prenda aplicarías este DIY? ¡Déjanos un comentario! Nos encantará saber qué se cuece en esa cabecita creativa.

[GRACIAS Marta de 2nd Funniest Thing]